Albóndigas de Pollo al Curry

Me lo apunto!

Cocina sana con Ernest Subirana

Albondigas de pollo al curry def.

¿Qué tal unas riquísimas albóndigas de pollo con plátano y manzana? Este plato es perfecto como tapa, y acompañado con una ensalada mixta, resulta un plato completo. Acompañaremos las albóndigas con salsa al curry, una especia rica en propiedades beneficiosas para nuestra salud. El término curry significa “estofado” y fue adoptado por el  idioma inglés y utilizado para designar los platos estofados con un caldo rico en diversas especias. La mezcla de curry a menudo incluye las siguientes especias: ají, albahaca, alcaravea, azafrán, canela, cardamomo, cebolla seca, apio, cilantro, comino, cúrcuma, fenogreco, jengibre, mostaza, nuez moscada, pimienta de cayena y tamarindo. Todas estas especias son ricas en antioxidantes y sustancias aromáticas anticancerígenas. Por ejemplo,  la cúrcuma es un potente anticancerígeno, el comino y el hinojo son digestivas, y el fenogreco es hipoglucemiante, previniendo los picos de glucosa después de las comidas*.

 

Los ingredientes…

  • 400 gr. de carne de pollo picada.

Ver la entrada original 444 palabras más

Cómo perder un cliente para siempre

huir

De compras por la red

Hace un par de días hemos tenido una mala experiencia con una empresa que vende frutos secos ecológicos y naturales por internet. Ha sido una tontería, probablemente muchos nos tachéis de histéricos pero pienso que ante todo las empresas deben ser transparentes y saber adaptarse a las necesidades de sus clientes.

Esta empresa la conocimos a través de alguien que nos la recomendó por su carácter “low cost”, lo que se ahorró contarnos es que también se caracteriza por la “low quality” de sus productos. Y para nosotros, prima lo segundo sobre lo primero, quizá para esta persona no sea así…

Sí, claro que nos encantaría deciros cómo se llama la susodicha empresa, pero quizá sea mejor hacer éso en privado.

El caso es que en nuestra búsqueda de proveedores artesanos y decentes, le hicimos un pedido pequeño para probar nosotros mismos algunas cosas y si nos convencían seguir pidiendo en un futuro. Como es lo que más consumimos en casa pedimos nueces, pasas, higos secos y sésamo.

La vuelta al mundo en una semana

imagesBueno, primeramente decir que el viaje de nuestros queridos frutos secos hasta casa fue algo tipo Willy Fog en su vuelta al mundo. Resulta que como según ellos eran pocas cosas (nos gastamos 30€), pues “ya nos llegarían”. Éso sí, el pago nos lo pidieron por anticipado y se aseguraron muy mucho de que así fuese antes de enviarnos nada.

Nosotros muy confiados les pagamos con los ojos cerrados confiando en que una empresa que vende productos ecológicos suele ser una empresa comprometida con su causa. Pero tardaron, y tardaron más (de hecho tuvimos que ir comprando nueces e higos en otros sitios) hasta que un día me llamaron por teléfono preguntándome con muy mala educación y muy malas formas por el número de mi portal porque ELLOS lo habían perdido y añadiendo que ya “mañana” me lo traerían. Y así fue, llegaron por fin a la hora de comer, estuvimos por invitarles pero no nos atrevimos, no fuesen a mordernos por osados. Para nosotros desde luego este tipo de productos debe llegar lo más temprano posible al hogar del consumidor, más de una semana y sin ninguna explicación nos pareció indecente, más si cabe si encima lo defienden con la soberbia con la que lo hicieron.

Comprobando nuestro ansiado pedido
Después de comer, aprovechando el momento del postre le dije a mi chico -venga va! vamos a probarlos a ver qué tal están- En primer lugar sacó los higos secos y sí, hacen honor a su nombre, de hecho algunos estaban TAN secos que estaban huecos por dentro, se mascaban como el chicle.

Segundo lugar ocuparon las nueces, muchas desintegradas por dentro, otras podridas, y unas cuantas más, sencillamente llenas de gusanos, todas coincidían en un sabor a humedad que nunca antes había probado.

El sésamo no tiene mucha ciencia, en ese momento no lo probamos. Ahí sigue guardado ¿nos tendrá reservada alguna sorpresa?

Pero el summum se lo llevaron las pasas y es que aunque os parezcamos unos exagerados, si compramos las pasas tipo eco, tipo naturales, pero en herbolarios y  demás lugares para “ortoréxicos, hippies o desviados” como dicen algunos, es porque queremos un producto SANO y BUENO. Y en nuestro concepto de ambos términos no se incluye el aceite vegetal, queremos pasas solas, sin más. Y éso no nos lo dijeron en el catálogo cuando compramos, ni tampoco por teléfono, ni por mail.

Buscando soluciones a un problema

Así que cuando vimos la bolsa de pasas de 1kg. que estaban llenitas del mencionado aceite y su dudosa procedencia nos quedamos boquiabiertos. Esas pasas ya las venden en el chino de abajo, ¡no nos hace falta pedirlas por internet a precio de oro!

Total, que igualmente confiando en la seriedad de la maravillosísima empresa que ojalá pudiese mentar por aquí, volvimos a ponernos en contacto con ellos, esta vez por teléfono, confiando en que no habría problema en devolvérselas ya que ni siquiera las abrimos.

Os comento que una servidora tiene problemas de alergia con determinados alimentos y el coco es uno de ellos. De ahí que les preguntásemos qué aceite llevaban sus pasas. Ni siquiera lo sabían, tampoco entendían que quisiésemos devolverlas y nos hicieron esperar para hablarlo entre ellos.

Cuando ya lo hubieron hecho ¿qué dirían de nosotros?, nos llamaron otra vez (pasaron unas cuantas horitas) y nos explicaron que el error no era suyo ¿nuestro sí?, y que el aceite que llevaban era en poca cantidad (seguían sin saber qué aceite era)  ¿me atrevo a comerlo y sufrir una reacción alérgica? y añadieron que la solución podría ser ATENCIÓN: ¡Lavarlas con agua! -Perdón querida interlocutora, ¿lavarlas con agua? ¿para quitarles el aceite? ¿sabía usted que el aceite no es precisamente hidrosoluble? ¿qué hago? ¿las lavo con jabón? ¿SE ESTÁN RIENDO DE NOSOTROS?- Así nos quedamos 0_0BURLARSE

Conclusión, su solución fue decirnos por mail al día siguiente que si queríamos podíamos reenviárselas pagando los portes nosotros por supuesto dado que no era culpa suya. y que cuando hiciésemos UN NUEVO PEDIDO nos las descontarían. ¿Un nuevo pedido? ¿se puede ser más pretencioso? Esto último ya fue el colmo de la indignación.

Les respondimos por mail algo enfadados diciéndoles que nos habían perdido como clientes. No hubo respuesta alguna.

Aprendiendo de lo mal que lo hacen los demás

Así que finalmente las pasas nos las hemos quedado, esta empresa ha perdido un potencial cliente por 6 cochinos euros y nosotros hemos aprendido de ellos, claro que sí. Hemos aprendido qué errores no debemos cometer jamás con un cliente.

Nos da rabia que existan empresas así ya que son las culpables de que existan miedos a la hora de comprar por internet. Os comento también que nosotros hacemos mucha compra por este medio y es la primera vez que damos con impresentables como estos. Normalmente la gente cuida sus negocios y sabe lo que vende ¿acaso no es eso lo fundamental?

Eco&Tessen busca no solo saber perfectamente lo que vende (si no lo conocemos no te lo ofrecemos), también quiere conocer a QUIÉN SE LO VENDE.

Porque a los clientes hay que conocerles, ponerles un nombre y así poder cuidarlos y mimarlos. Tenemos que saber adaptarnos a sus circunstancias y características personales y si tienen algún problema ayudarles a solucionarlo de la manera que más les satisfaga dentro de lo posible.

Sólo así podremos dar un buen servicio y mantener a las personas felices con nuestro trabajo, ¿no es lo que desea cualquier empresa? Desde luego, si hay algo que vamos a empollarnos a base de bien es como manteneros contentos chic@s, no os quepa la menor duda.MIMAR