Aliño balsámico con miel

Nos parecía que dejábamos el blog un poco cojo si después de darle tanto bombo al aceite de oliva no incluíamos una receta para poder cocinar con él de la manera más saludable ¡y deliciosa! posible así que ahí va la siguiente:

ALIÑO, SALSA, ZUMO… ¡TODO VALE!

Como veis en el título oficialmente se trata de un aliño. Por tanto es una receta genial para aliñar ensaladas o verduras calientes, pero siempre podéis darle rienda suelta a la imaginación y convertirlo en lo que más os guste. ¿Una tostada bien empapadita?, ¿Qué tal una buena carne o pescado a la brasa justo antes de hincarles el diente? ¿Como aderezo de algún plato de pasta? ¿O un arroz) Incluso para echar en crudo sobre una pizza casera que hayáis hecho con los ingredientes que más os gusten ¡todo vale!

miel

Este aliño, además del aceite, contiene alimentos maravillosos para el organismo como son la miel (aquí hablamos un poquito sobre ella) y el zumo de limón, un poderoso “medicamento” natural al que sin duda dedicaremos entrada en unos días.

¡Vamos al grano!

Ingredientes:Aliño

– 1/2 taza de Aceite de Oliva Virgen Extra.

– 1/2 taza de Vinagre Balsámico.

– 2 cucharaditas de miel.

– 1 cucharadita de zumo de limón.

– 1 cucharadita de pimienta negra.

– 1/2 cucharadita de sal.

Preparación:

Como cualquier aliño es más que sencillo (rima y todo):

Cogemos un recipiente hondo y allá van todos los ingredientes bien mezcladitos, dejando el aceite de oliva para el final, de modo que lo vayamos añadiendo despacio y sin dejar de batir con el fin de que así vayan ligando todos los alimentos.

Nuestra propuesta:

En nuestro caso nos curramos una ensalada con un tofu de mango al curry bien cortadito en dados sobre una cama de espinacas crudas, albahaca fresca, rúcula y canónigos. Además de añadirle tomate, remolacha, cebolleta, gajos de naranja y aceitunas negras.

Todo bien aliñado con esta salsa y como toque final sésamo tostado y levadura de cerveza coronando la ensalada.  Para decorar  crema balsámica de Módena. ¿Os gusta? Resulta bastante sencillo ¿no? Pues ya sabéis ¡A disfrutarlo!

IMG_4473

Saquitos rellenos de queso fresco de cabra y confitado de higos dulces.

Lo prometido es deuda:

Hacemos un pequeño paréntesis en nuestro recorrido por el Salón del Gourmet del Ifema para dedicar este post a Casarurallaumbría, que hace unos días nos recomendó una deliciosísima receta dentro del post en el que os contábamos cómo hicimos un pudding de higos secos. Así que por supuesto la hemos preparado en cuanto hemos conseguido los ingredientes y lo más complicado… ¡el tiempo!cropped-pajarito7

Una exquisitez digna de todo gourmetiano

Lo dicho, tan pronto como sacamos el hueco nos fuimos por los ingredientes. La receta original era Saquitos de pasta brick rellenos de Torta del Casar (u otro queso de sabor potente) con higos macerados.

Casarurallaumbría, nos contabas que un amigo tuyo prepara los higos con su propio jugo y sin azúcar ¡genial sugerencia! pero como en casa estamos probando un poquito de todo se me ocurrió que si lo hacía con azúcar y reducía el jugo a su mínima expresión quizá pudiese sacar una especie de “sirope” de higos que nos sirviese para aderezar los mismos saquitos e incluso otras recetas, ¡por ejemplo unas tortitas!

Bien, te cuento que he hecho una variante con el tema del queso porque en casa el queso fuerte no sienta muy bien (somos de estómago milindroso qué le vamos a hacer) Por lo que compramos una cuña de queso fresco de cabra.

Por otra parte nos fue difícil encontrar la pasta brick , por lo cual me tuve que contentar con pasta filo, pero es muy similar ¿no? Vamos, a nosotros nos ha sabido muy rica.

Ahí va nuestra adaptación:

Para la receta lo que más me tuve que currar fueron los higos, ya que el queso no era más que eso, una cuña de queso fresco de cabra super natural y muy rico, pero ya me lo vendieron hecho 🙂

En cuanto a los higos macerados, hice lo siguiente:

En una cacerola añadí agua (1 litro más o menos), el zumo de dos limones, 5 clavos de olor y sí, me pasé un poquito con el dulce esta vez, unos 200-300g. de azúcar. Ya te cuento que buscaba un ingrediente resultante añadido.

Así que dejé hervir esa mezcla durante una media hora y cuando empezó a espesar un poquito (muy poquito) añadí el 1/2 kg. de higos secos que aún teníamos, y ahí los dejé cerca de otra media hora.

Después de ese tiempo añadí un buen chorro de ron moreno y de vinagre de vino blanco. Lo dejé cocer todo unos tres cuartos de hora o incluso una hora entera mientras escribía por aquí mi experiencia con el Turrolate.

Después de esperar, finalmente conseguí el resultado esperado: unos higos caramelizados y un sirope de caramelo de higos dulces al ron que está que te mueres. Entonces colé los higos y reservé el sirope.Sirope

Aparté 4 ó 5 higos para decorar el plato (y de paso comérnoslos solitos que oye, estaban bien ricos) y el resto los trituré en el robot de cocina junto a la cuña de queso (procuré que fuese un pelín mayor la cantidad de higos que de queso porque el queso sino se comía todo el sabor) También añadí ron moreno al gusto, así que si queréis hacer esta receta para niños tendréis que hervirlo previamente para evaporar el alcohol. Quedó una pasta espesa ideal para rellenar los saquitos.

¡Al horno!

Una vez tuve todo listo y ordenado (dato importante para que el caos no se apodere de tí) encendí el horno y lo precalenté a 180ºC. Saqué la pasta filo y corté una “sábana” en 4 rectángulos iguales para hacer 4 saquitos.

Uno a uno, fui depositando cada rectángulo con muchísimo cuidado ¡es super delicada! en un plato grande que previamente iba engrasando con aceite de oliva virgen extra y un pincel de silicona, de modo que la pasta se engrasaba por fuera y el interior quedaba limpio. Y así fui añadiendo una cucharada de relleno en cada porción. Cerrarlas fue muy sencillo, uní las esquinas del rectángulo y las até con una ramita de cebollino, ¡quedaron de lo más cuco!Saquitos

Como ya estaban engrasaditos no tuve más que depositarlos dentro de una fuente para horno y sin más los introduje en el mismo, calor arriba y abajo con turbo. Esperé como mucho 15 minutos, tal vez algo menos, y cuando estuvieron tostaditos los saqué. ¡Terminado!

Et voilà!

Una vez emplatados, decorados y hecha la foto pertinente y obligatoria procedimos a su degustación… Por supuesto bien rociados del sirope de caramelo de higos dulces al ron.

¿Queréis que os lo contemos o lo comprobáis por vosotros mismos? Yo no digo nada, sencillamente le doy las gracias a Casarurallaumbría por semejante receta exquisita ¡ups! se me escapó 🙂

¿Comida para perros? de eso nada!

¿Comida enlatada para… personas?

La semana pasada por recomendación de un amigo muy querido y vegetariano en proceso, decidimos probar la carnita vegetal, una especie de paté formado por agua, gluten, soja, almendras, harina de trigo dextrinada, sal marina, y aceite de girasol. A simple vista puede parecer algo incomible, especialmente cuando abres la lata y te recuerda enormemente a la comida que tantas veces le has ofrecido a tu mascota peluda preferida, bien perro, bien gato, no importa. Incluso el olor se parece.rds148314

¡ Pues resulta que es un alimento super completo!

El caso es que puede equipararse al seitán, un muy buen sustituto de la carne, y al llevar soja y almendras también contiene las propiedades de estas.

¿Cuáles son las propiedades de estos alimentos?

Por su parte el seitán es un magnífico aporte de proteínas, además de ser más digestivo que la carne. No contiene grasas y contribuye a disminuir el colesterol ¿el inconveniente? al ser puro gluten, no es apto para celíacos.seitán

La soja es un alimento muy completo porque se trata de una legumbre y como tal es muy rica en proteínas de origen vegetal, aunque estas necesitan de una serie de aminoácidos esenciales para que nuestro organismo pueda asimilarlas en condiciones. ¿Cómo aportamos dichos aminoácidos? muy sencillo, reduce la cantidad de legumbre y combínala con algún hidrato (arroz, patata, yuca…)

Es muy rica en calcio, casi idéntica a la leche pero de mejor absorción, por lo que es muy recomendada en casos de osteoporosis y para preparar a la mujer antes de la llegada de la menopausia (una ración de 250g. de soja aporta el 50% de las necesidades diarias de calcio) Además contiene una isoflavona, la Daidzeína, que ayuda a prevenir la descalcificación de los huesos y por tanto los conserva fuertes durante más tiempo.

soja-usosNo contentos con esto además ayuda a mejorar la circulación de la sangre, mantener las arterias jóvenes y flexibles, disminuir el LDL (colesterol malo), prevenir enfermedades cardiovasculares, estabilizar los niveles de azúcar en sangre, mejorar el tránsito intestinal e incluso utilizada en cosmética ayuda a mejorar el estado de la piel.

Vamos, que puede considerarse un alimento salvador ¿acaso no deberíamos incluirla en nuestra dieta? Nosotros ya la consumimos habitualmente en bebida vegetal y en forma de tofu, pero como somos forofos de probar cosas nuevas le dimos la oportunidad a la carnita.

Y no olvidemos las almendras, fruto seco maravilloso que contiene multitud de propiedades. Al igual que la soja y el seitán son bien ricas en proteínas, además de fibra. Una ración de unas 23 almendras aporta el 35% de la cantidad diaria recomendada (CDR) de vitamina E y el 20% de magnesio, además de ser una buenísima fuente de calcio y hierro.

Además contienen una gran variedad de antioxidantes incluidos los flavonoides quercetina y kaempferol, que pueden evitar el desarrollo de las células cancerígenas y la oxidación del LDL.almendras

Un apunte: tanto la soja como las almendras son alimentos muy buenos para prevenir el Alzheimer o enlentecer su evolución ya que se ha demostrado que mejoran notoriamente la memoria.

¡AL LÍO!

Bueno, que nos enredamos y no os contamos cómo finalmente convertimos esa especie de carne enlatada en una crema sonrojada que estaba buenísima. Y es que fue tan simple que en un cuarto de hora la teníamos lista, y tardamos 5 min. más porque estuvimos pensando en cómo prepararla.

En primer lugar abrir la lata: es una obviedad lógicamente pero queríamos comentaros lo gracioso que fue ver que no había manera de sacarla de lo compacta que venía. Así que tuvimos que abrir la lata por arriba y por abajo para sacarla por un lado mientras empujábamos por el lado opuesto.

Una vez cayó, la probamos en crudo (algo fundamental cuando vas a cocinar en plan creativo e innovador) y le hicimos la foto pertinente, procedimos a la mezcla de ingredientes tal que así:

En un robot echamos troceada toda la lata de carnita, no lo hagáis con batidora porque se queda pegada a las aspas. Igualmente añadimos caldo de verduras a ojillo de buen cubero para darle untuosidad ¡mira que estaba seca!. Después le incorporamos un diente de ajo en crudo no demasiado grande, una muy generosa ración de paprika, unas cuantas hojas de albahaca fresca y un chorro de aceite de oliva virgen extra al gusto, de sabor potente.

Tapado y modo ON le dimos caña a todos estos ingredientes ecológicos (eso ya lo damos por sentado) hasta que quedaron bien ligados los unos con los otros.

Siguiente paso: meter el dedo o los más cucos la cuchara y probar. ¡¡¡Mmmmmmmmmm!!! ¡buenísima!

Nos quedamos impresionados de lo rica que nos quedó. La bautizamos Sobrasada porque era roja, proteíca y además untable; le va ¿verdad?IMG_4194

El caso es que en lugar de comerla untada en pan (que estaba muy buena así) Decidimos utilizarla como una especie de salsa para unos trozos de calabaza y zanahorias asadas en el horno. ¡Brutal! Estaba delicioso de verdad. Al día siguiente hicimos lo mismo con un bloque de tofu en trozos a la plancha e igualmente nos quedó muy rico ¡y saciante!

Y os lo contamos cómo fue ¿eh?, que si nos hubiese salido mal también lo habríamos hecho 😉 De hecho pensábamos que este post iba a ser para explicaros la metedura de pata que hicimos un fin de semana con la carnita pero no, nos salió bien.

¿Quién se anima? ¿Más recetas?

Fuentes:

Wikipedia (Seitán)

Botanical online

Libro “101 Alimentos que pueden salvarte la vida” de David Grotto. Editorial URANO.

Pudding de higos secos ecológicos

Sacándole partido a algo que no se podía ni morder:

Bueno, pues recordándoos lo que nos ocurrió el otro día con la maravillosa empresa distribuidora de frutos secos incomibles ¿recordáis?, hemos decidido intentar sacarles partido sin tirarlos a la basura. Al fin y al cabo son comida y la comida en casa es sagrada.higos secos

Decidí probar a preparar un bizcocho de higos, o una mermelada, o un guiso… Finalmente mientras cocinaba, y casi sin pensar fui añadiendo esto y aquello y aquí está el resultado, ¡un pudding de higos la mar de rico y sano!

¡Encima super sano!

Ni huevo, ni aceites, ni grasas. Solo higos secos (1/2 kilo) harina de avena, 1/2 sobre de levadura en polvo, azúcar de caña integral, canela y leche de soja. Ah! y lo más “insano”, un chorrito de licor de avellanas y azúcar glass para decorar.

Toooodo mezclado con batidora y al horno 15 minutos. El resultado ¡ BUENÍSIMO, y además nos dio para comer 6 personas varias veces ¡llena un montón!

Cómo lo hice:

Para hacerlo puse los higos  a hervir en agua con una ramita de canela, una vez estuvieron hidratados y tiernos los batí y les fui añadiendo el resto de ingredientes. No puedo daros medidas para hacer la receta porque como digo fue todo a ojillo pero vamos, de azúcar al gusto (tened en cuenta que ya de por sí los higos son dulces), de harina y leche hasta que queda una masa suave, el 1/2 sobrecito de levadura y por último el licor de avellanas, este al igual que el azúcar al gusto, si queréis que sepa más o menos a avellana es cosa vuestra, pero ya os digo que le da un puntito. Finalmente para decorar el azúcar glass, que es más que opcional.

Más ideas:

Una muy buena idea habría sido añadirle nueces o almendras, o las dos cosas, pero eso ya se me ocurrió cuando estuvo terminado y por no incrementar el valor calórico así lo dejé. Aunque bien podía haberlo cortado por la mitad de forma transversal para rellenarlo.

nueces

¿Os animáis a probarlo? Pues si así es aquí estaremos esperando a que nos contéis qué tal, y si además añadís variantes más que mejor.

Por cierto que aún nos queda otro medio kilo, ¿qué hacemos esta vez? Conocéis recetas saladas para hacer con higos secos? venga! echadnos un cable con este “marrón” tan rico que tenemos entre manos 😉

Tarta de Guinness deconstruida

¡¡¡Vámonos de fiesta!!!IMG_4045

¡Buenos días! Ayer nos estuvimos preparando para la noche de hoy ¿recordáis? ¡San Patricio! vamos a vestirnos de verde y a tomarnos unas buenas pintas en algún pub irlandés de los muchos que alberga Madrid ¿alguien se apunta?

A nosotros nos gusta mucho el Bo finn pero tenéis muchos más como estos, seguro que si os acercáis no os arrepentís.

DIGITAL CAMERA

Por otra parte, para ir abriendo boca ayer nos curramos la tarta que os mencioné en el post “St. Patricks Day, ¿se puede ser más verde? sí sí, esa tarta de cerveza Guinness que está que te mueres.

Para hacerla seguimos la receta de la blogguer Marta Miranda ¡gracias Marta!, pero a nuestra manera ahí está el encanto de cocinar ¿no?

Marta la hace en Thermomix 21 y seguro que sale de lujo. Nosotros la hicimos en plan rudimentario y la verdad es que aún nos estamos chupando los dedos.

Además le dimos un toque… personal, porque la hicimos deconstruida ¡y en vaso de pinta de Guinness!.

Así pasamos la tarde:

Primero nos hicimos con el vaso y reunimos los ingredientes para dos generosas raciones, son los siguientes:

Para  el bizcocho:

80 gr de cerveza Guinness.

65 gr de margarina, también podéis utilizar mantequilla sin sal.

40 gr de nata líquida.

1 huevo.

20 gr de cacao en polvo.

100 gr. de azúcar.

1 cucharadita de vainilla en polvo azucarada

65 gr.de harina Candeal.

1 cucharadita de bicarbonato.

Para el frosting:

80 gr de queso blanco.

40 gr de azúcar glass.

50 gr de nata para montar muy fría. (Opcional, nosotros no la añadimos y nos encantó sencillamente el queso con el azúcar)IMG_4047

Cómo se hace:

Frosting:

Mezclar con un tenedor o varillas el queso con el azúcar.

Si queréis montar la nata y lo mezcláis con lo anterior.

Reservar en la nevera.

Bizcocho:

Ponemos el horno a calentar a 180ºC y así se va preparando mientras hacemos la masa, que es rapidísima de hacer:

Por un lado calentamos la cerveza y cuando rompa a hervir le añadimos la margarina/mantequilla, la deshacemos y reservamos.

Por otro lado mezclamos el huevo con la nata y lo batimos bien.

Mezclamos en un recipiente hondo la harina, el cacao, el azúcar, la vainilla y el bicarbonato.

Añadimos la cerveza con margarina al huevo y la nata y todo esto lo vertemos en el recipiente que contiene la harina, el cacao, la vainilla, el azúcar y el bicarbonato.

Darle caña con la batidora hasta que quede una masa bastante líquida. Después introducirlo todo en un molde, mejor si es de silicona para no tener que engrasarlo. Nosotros utilizamos uno redondo de 24 cm. de diámetro para que se hiciese rápido y nos quedase fino.

¡Al horno!

Cuando esté listo (unos 10/15 min dependiendo del horno) lo sacáis y empezáis con la deconstrucción. Básicamente se trata de ir cortando en cuadraditos el bizcocho e ir introduciéndolos en el vaso de pinta hasta llenarlo, pero no del todo porque hay que dejar un espacio para el frosting.

Dejarlo enfriar y cuando ya esté fresquito le añadís el frosting. ¡Listo!

De verdad que no dejará de sorprenderos ese sabor a trufa negra proveniente de una cerveza deliciosa, junto al frosting ummmm ¡un manjar irlandés apto para todos los públicos! (recordar que hervisteis la cerveza y el alcohol se esfumó)

¡A disfrutarla! mañana nos contáis qué tal la noche ¿ok? ¡y la tarta! no se os olvide 😉