Pesca sostenible, porque depende de todos.

¡Pezqueñines NO GRACIAS!

Quienes seáis de nuestra quinta tal vez recordéis el siguiente spot:

¿Qué? ¿Se remueve algo por dentro? Yo recuerdo que era muy pequeña cuando veía el spot en la tele de teclas de mis abuelos, esas teles pequeñas con dos antenas saliendo del techo y unos incomodísimos botones en hileras de arriba a abajo junto a la minúscula y gris pantalla de cristal, botones que había que pulsar para ver canales que la mayoría de las veces tenías que volver a sintonizar con otro botón diferente que giraba a izquierda y derecha… Y el encanto que tiene ese recuerdo ¿verdad?

Pufff de aquello hace ya 30 añazos, el tiempo se escurre entre los dedos igual que los peces de ese vídeo, la vida se pasa ante nuestros ojos y cuando queremos darnos cuenta nos encontramos inmersos en aquello que un día llamábamos FUTURO, un futuro convertido hoy en presente.

¿Hemos alcanzado lo que por entonces deseábamos? ¿o nos vemos todavía diciendo – “en un futuro…”-? Pues bien, a mi personalmente aún me quedan muchas metas por alcanzar pero me gusta decir que me he convertido en alquien que respeta cosas como las que acabamos de ver en el vídeo, alguien que sencillamente se esfuerza por aportar su granito de arena para que el mundo en el que vivimos continúe siendo un lugar habitable para los que vienen detrás.

Y de ahí esta entrada.

PESCA SOSTENIBLE

sello-de-pesca-sostenible-10982Este sello (MSC) significa que el pescado que os vais a llevar a la boca proviene de empresas pesqueras que respetan la vida del mar, es decir, que no lo sobreexplotan. Con esto permiten que se mantenga el equilibrio marino y se de un aprovechamiento sostenible.

Gracias a estas nobles personas podemos decir que la esperanza aún no está perdida, cuanto más les sigamos mejor nos irá a todos.

Tengo un recuerdo maravilloso de un pescador que conocimos en Lanzarote en nuestra luna de miel; estábamos paseando de noche por la playa iluminados únicamente por la luz de la luna cuando vimos un hombre a la orilla del mar, estaba de pie con los pantalones doblados hasta las rodillas y las piernas hundidas entre las olas que iban y venían arremolinándose alrededor de sus piernas. Se agachaba y se levantaba recogiendo “algo” que traía el mar a sus manos una y otra vez para volver a lanzarlo hacia lo más profundo que alcanzaba la suavidad de su lanzamiento. 

Cuando nos acercamos un poco más pudimos ver que ese “algo” era un pez varado y desorientado que no era capaz de zafarse de la marea que lo aturdía. Le preguntamos por el animal y nos contó su problema, añadiendo que sabía lo que hacía porque era pescador.pescando

Nos extrañó que no se llevase el pez a casa para cenar, a fin de cuentas era pescador y más fácil imposible ¿no? y se lo comentamos. Él nos dijo que era pescador por oficio y que si se alimentaba de un pez sería por haberlo pescado con esfuerzo y trabajo, y no porque el animal hubiese sido víctima de un infortunio como aquel.

Y ahí se quedó hasta asegurarse de que el pececillo asustado había vuelto a su mundo sereno y tranquilo donde nadar y ser feliz el tiempo que su vida le permitiese hacerlo.

Nos pareció un acto muy noble.

Por tanto, el pescador que valora la vida de estos animales acuáticos, que la defiende y que respeta su equilibrio natural merece todo nuestro respeto, porque él también respeta. 

Medidas algo “light”

No obstante, el “Sello Azul” también tiene algunas pegas . La experta Iris Menn, de Greenpeace señala que a su juicio se exigen medidas muy flojas puesto que por ejemplo, la ley permite el uso de las redes de arrastre, una técnica realmente aberrante para la vida marina puesto que destruye TODO cuanto pilla a su paso, incluyendo algas y otros organismos marinos.

pescarrastre

Por ello exigen que se fortalezcan dichas medidas, haciendo campañas y protagonizando hace apenas 4 días eventos como este.

Nosotros desde este humilde lugar les apoyamos en la causa, y de corazón esperamos que logren una ley pesquera fuerte que realmente vele por estos seres tan importantísimos que habitan el único mundo que no hemos podido arrebatarles con nuestras fábricas y edificios gracias única y exclusivamente a que no es posible nuestra supervivencia en el mismo.

Otro sello que queríamos mencionar es el “Dolphin Safe” aquel que indica que en la pesca del atún no se ha dañado ningún Dolphin Safedelfín, además de asegurar que dicho atún ha sido controlado desde su captura hasta su envasado en lata y posterior etiquetado.

Son unos cuantos los famosos que defienden a los delfines. En nuestra página de facebook compartimos un precioso vídeo donde dichos famosos insisten en la importancia de su difusión para defender a este simpático animal que está siendo atacado de forma cruel y despiadada en las costas de Japón. Por una vez apoyamos el hecho de que estas celebridades aparezcan en los medios para dirigirse al público, fines como este merecen la pena.

¿Por qué son tan importantes estos sellos?

Porque la pesca masiva y sin control se convierte en una caza exterminadora de especies, no distingue si son adultos o crías, plantas, animales o rocas. No distingue si son especies en peligro de extinción o con superpoblación. No distingue NADA.

Greenpeace nos ilustra esta sencilla explicación con un cierto toque ácido de humor para comprender porqué es importante seguir unas mínimas pautas a la hora de sacar animales del mar, en este caso pulpos y sus crías. Pautas como la que defiende el vídeo con el que comenzamos esta entrada puesto que si matamos una cría, esta no crecerá y por tanto no se convertirá en un adulto capaz de reproducirse para dar lugar a una nueva cría y así por tanto asegurar la continuidad de la especie.

Este problema lleva a la horrible extinción de los animales, de hecho por aquí podréis ver cuáles son las especies que se encuentran en mayor riesgo de desaparecer de nuestro mundo, sería una auténtica tragedia sin duda alguna.

Un dato a destacar es que un estudio científico concluye que las poblaciones de atunes y especies afines han disminuido un 60% de media en todo el mundo en los últimos 50 años. El estudio desvela que es el atún de aguas frías, como el atún rojo del Atlántico y el atún rojo del sur, han disminuido hasta un 80% Una pasada ¿verdad?.

atun2

En relación a esto, si añadimos los delfines que son arrastrados en la pesca del atún para morir sin sentido, alcanzamos unos indeseables resultados de ataque a nuestro ecosistema, un ataque que deberíamos frenar desde el mismo momento en el que pongamos un pie en la calle cuando vayamos a comprar a la pescadería o al supermercado más cercano.

¿Cómo podemos colaborar?

¡Muy sencillo gourmetianos! lo único que tenemos que hacer es respaldar estos sellos, tanto el del “Pececillo Azul” como el de los “Delfines Libres”. Es decir, comprar aquellos productos del mar que lleven estas pegatinas plasmadas en sus envases o cuya procedencia nos puedan verificar de primera mano y con confianza.

¿Os apuntáis al barco verde? ¡Vamos a por ello!

delfin

Anuncios

Fuentes naturales de proteínas vegetales

Bueno, si le habéis echado un ojo al post de Deborapaleopez habréis visto una muy buena y a la vez breve, definición de proteína.

220px-MyoglobinBásicamente, son las encargadas de mantenernos con buen tono, aspecto y fuerza puesto que su función está encaminada especialmente a “darle forma, color y grosor” a nuestros tejidos corporales. Por otra parte, añadimos que una carencia de las mismas puede provocar deficiencias en el sistema inmunológico, problemas de crecimiento o alteraciones intelectuales en niños, así como problemas de desarrollo en el feto en mujeres embarazadas.

Si consumimos un exceso de alimentos con proteínas, también será perjudicial para nuestra salud ya que las proteínas no se pueden acumular en el organismo como tales por lo que se transformarán en grasa que irá directamente a sitios donde no debería estar, y no hablamos únicamente de “los michelines” sino también de órganos vitales como es el caso del hígado.

Vemos pues, que las fuentes animales son muy completas y que siempre que las consumamos, sean carne, huevos o pescado, estaremos perfectamente cubiertos pero… ¿qué ocurre si decidimos prescindir de ellas? es decir ¿qué pasa si optamos por una fuente de proteínas de origen únicamente vegetal? Esta es la que solemos llamar como dieta VEGANA y no vegetariana ya que como os contábamos en esta entrada, los VEGETARIANOS sí consumen proteínas animales)

Vegetales sí, pero con cabeza

Pues bien, aquí es cuando surgen los problemas. Ya que además de la famosa vitamina B12, o el DHA , que normalmente deben cubrirse mediante suplementos (a no ser que comamos religiosamente gran cantidad de algas y semillas), necesitamos las proteínas que como veis, son fundamentales. De hecho, las dietas  veganas y vegetarianas han sido rechazadas en numerosas ocasiones por la típica visión del hippie flacucho con pelo de estropajo y palidez de piel, y ese hippie ha sido sencillamente alguien que no ha sabido cubrir esta necesidad del organismo.hippie

Así que sí, se puede vivir sin comer nada animal, pero hay que saber hacerlo bien. Cuando hablamos de proteínas debemos tener en cuenta que sean proteínas de alta calidad, es decir, que tengan los aminoácidos esenciales necesarios para que nuestro organismo las sintetice en condiciones.

Las proteínas animales son de mayor valor biológico que las vegetales, pero solo si atendemos a alimentos por separado. En el momento en que combinamos correctamente diferentes alimentos vegetales como aquí nos aconsejan estamos mejorando la calidad de las proteínas.

¿Cuáles son?

Hemos encontrado taaanta info sobre el tema que podríamos crear una entrada soporífera por larga así que intentaremos abreviar lo máximo posible, aunque es difícil. Para ello vamos a enumerar las diferentes fuentes de proteínas vegetales más completas a las que podemos acceder fácilmente:

Aguacate: Una deliciosísima fruta que además de poseer unas propiedades increíblemente buenas para nuestra salud, es muy buena fuente de proteínas. La pega es que tiene un valor calórico bastante elevado, claro que si sustituimos la fuente proteica de siempre (huevo, filete, pescado, legumbre, queso, frutos secos, etc.) no va a engordarnos de más ¿no creéis?

Champiñón: Todas las setas son ricas en proteínas, si bien los “champis” destacan por poseer un mayor contenido que el resto. A diferencia del aguacate es bastante hipocalórico ¡y también está buenísimo!

Legumbres: Soja y derivados (tofu, tempeh, leche…), lentejas, garbanzos, guisantes, judías… Además de ser un regalo para el organismo al contener innumerables propiedades beneficiosas para el mismo, constituyen una excelentísma fuente de proteínas vegetales.  ¿La pega? que no contienen los aminoácidos esenciales necesarios para nuestro cuerpo. Pero este no es problema si sabemos que al combinarlas con distintos cereales convertimos a ambos (legumbres y cereales) en un alimento 100% completo. Por aquí os lo explican con más detalle.legumbres-400x300

Frutos secos: El otro día estuvimos hablando sobre la alimentación de nuestros hijos con alguien que los tachaba de “snacks” y nos ponía cara de besugo cuando le decíamos que a nuestras hija le volvían loca las nueces, y que cuando tuvo una época en la que no quería comer prácticamente nada (entre  los 12 y 24 meses), le dimos gracias al cielo porque las aceptaba fenomenal y eran lo ÚNICO que comía cada día.

Los frutos secos crudos o tostados sin grasas (no fritos) son un alimento SANÍSIMO como podéis ver por aquí. Almendras, pistachos, anacardos, cacahuetes, nueces, avellanas, castañas… todos son maravillosos, tienen vitaminas, minerales, fibra y muy muy buenas proteínas. Consumirlos de forma variada y habitual y le estaréis haciendo un tremendo favor a vuestro organismo.

– Seitán: Tema que genera controversia, puesto que unos dicen que es beneficioso mientras otros dicen que el gluten no es recomendable para nadie, padezca o no celiaquía. Lo que sí es cierto es que es una gran fuente de proteínas de origen vegetal (trigo). Por aquí os hablan más de él.

Quinoa Real: Otro alimento estrella. Puede considerarse un “pseudocereal” (es un grano parecido a otros cereales pero en realidad es de la familia de las espinacas y la remolacha).quinoa

Un tazón de Quinoa es un alimento perfectamente completo, ya que además de ser una excelente fuente de proteínas, contiene por sí misma todos los aminoácidos esenciales para nuestro organismo. Y por si fuera poco encima está buenísima.

Como decimos, es un alimento que puede ser un plato único. En casa la hacemos mucho con  trocitos de avellanas tostadas y un aliño de aceite, pimienta negra y limón. ¡Brutal!

Amaranto: Equiparable a la quinoa en cuanto a proteínas y aminoácidos esenciales. De hecho dicen que incluso la supera.

¿Qué tal combinar quinoa y amaranto? ¡ estaríamos 100% cubiertos!

Algas marinas: Menos conocidas, quizá de mayor coste económico pero también muy ricas en proteínas. En esta página nos indican además de cuáles son las más habituales (nori, kombu, hijiki (o hiziki), arame y varech) cómo podemos prepararlas para consumirlas.

Levadura de cerveza: Supera en valor proteico al germen de trigo (23%), al de la soja (16%) y al de la carne de ternera (31%) Además ayuda a revitalizar nuestra energía, especialmente indicada para deportistas o situaciones de estrés o fatiga.

Cómo combinarlas:

Aquí os dejamos una página muy útil donde os ofrecen diferentes combinaciones de alimentos, así como algunos menús que cubren por completo nuestras necesidades proteicas.

Pero… ¿Cuántas proteínas necesito?

En términos generales la OMS (Organización Mundial de la Salud) afirma en sus estudios que en los países desarrollados se consume más del doble de las proteínas necesarias al día. Y mientras tanto el Tercer Mundo sufre una carencia alarmante de las mismas, irónico cuanto menos.

Por otro lado, incluso la OMS recomienda una proporción de sólo el 25% de proteína animal y un 75% de proteína vegetal en nuestra dieta.

5623688-mujer-pesando-marcado-una-bascula-de-banoEn cuanto a lo que necesitamos cada uno de nosotros deberíamos apelar al sentido común.

No es lo mismo las necesidades de una persona de 50 kg. por ejemplo al lado de las necesidades que pueda presentar otra de 80-90 kg. Igualmente no es lo mismo un niño, una mujer embarazada, un anciano, un hombre, una mujer… Es decir, dependerá de la masa muscular

Además de esto, las cantidades también varían en función del tipo de proteínas que se consuman:

Ahí va un ejemplo:

* Para una persona que pese 70 kilos con una dieta alta en proteínas de origen animal, debería consumir diariamente unos 56 gramos. Mientras que otra persona de unos 80 kilos necesitaría unos 64 gramos.

* Si por el contrario estas personas consumiesen una mayor cantidad de proteínas de origen vegetal, la cantidad diaria recomendada debería ser proporcional a su peso de forma que si pesa 70 kilos, debería consumir 70 gramos diarios de proteínas, en caso de pesar 80 kilos la cantidad de proteína recomendada al día sería de 80 gramos, etc.

La balanza equilibrada será vuestra mejor aliada

Bueno, con esto acabamos. Esperamos esta entrada os haya sido de utilidad y sirva para despejar algunas dudas con respecto al tema de las proteínas.

Nosotros en conclusión podemos decir que en el EQUILIBRIO está la clave. No queremos descartar ni las proteínas animales ni las vegetales puesto que todas consumidas con moderación y en su justa medida, resultan tremendamente beneficiosas para nuestro organismo.

Eso sí, siempre lo diremos hasta la saciedad ¡por favor, que provengan de fuentes SOSTENIBLES, NATURALES y/o ECOLÓGICAS y aún mejor si son ARTESANALES.

¡A cuidarse todo el mundo! y a dejarle a quienes también lo necesitan, que hay para todos…profesionesparaimprimir3