¿Somos una coctelera atiborrada de toxinas?

Ayyy gourmets qué cuerpo se nos queda a medida que vamos avanzando y aprendiendo cada día un poco más.

Hoy entrada cortita para darle el protagonismo que merece a Miquel Porta, en una entrevista en Salvados con Jordi Ébole, donde nos habla de las “perlas” que nos llevamos a la boca día tras día sin ser ni siquiera conscientes de ello.

Por esta y muchísimas razones más en Ecotessen nos esforzamos por crear nuestro pequeño mundo cada vez más sano y natural. Ante todo libre de todos esos añadidos que consideramos, hacen parco favor a nuestra salud.

¿A vosotros qué os parece? ¿Estáis de acuerdo con Miquel? 

Tras la caída hay que saber levantarse

Llevaba tiempo buscando una excusa para hablar de algo que me gusta enormemente pero la verdad es que no sabía cómo enfocarlo.

Hoy sí, enfocándolo sin más.

Arañando las entrañas

No sabía si incluir esta entrada en El Rincón Artesano o en Mi Rincón porque me toca tanto en lo personal que ambas categorías se aúnan en mi cabeza.

Esta entrada está dedicada a una tierra que adoro y que a la vez maldigo: Asturias.tumblr_mj3j60PZfn1s26i0lo1_500

¿Por qué estoy enamorada de este lugar? no sabría decirlo, podría ser por su naturaleza, podría ser por su gente entre la cual cuentan familiares míos muy queridos, podría ser por su magia…

Tal vez a ese amor se una el odio por el daño que me hizo hace hoy ya dos años.

De lleno al corazón

Entro en lo personal, creo que esta entrada va a ir a Mi Rincón y habrá otra más para El Rincón Artesano porque si no será muy larga y ya he cogido carrerilla, además de unas inmensas ganas de desahogarme.

Como cuento en una de mis primeras entradas, soy Maestra de Educación Infantil. Ya sabéis que en este país la enseñanza pública se ha puesto muy complicada y mi aspiración dentro de esta rama era acceder a la misma mediante un sistema de oposición ya que la educación publica es la que mejor responde a mis ideas y principios.

Lo bueno de esta oposición es la posibilidad de escoger el destino en el que realizarla, así que con tan tremendas ganas como las que tenía de vivir en Asturias, me decanté por dicho lugar.

Con un lema por bandera: El fracaso consiste en no persistir (Edison)

Bien, me puse al día en todo lo concerniente a mi tierra soñada: legislación, tradiciones, costumbres, dialectos… todo! me empapé de su esencia hasta calarme los huesos, y si algo se escurría me lo volvía a beber una y otra vez.

Dicha esencia se convirtió en la savia que emanaba de cada fuente de conocimiento que encontraba a mi paso, conocimiento que se centraba en todo lo que concerniese al Norte, en todo lo que pudiese entrar en mi cabeza, porque además de aprender, disfrutaba  haciéndolo (curiosamente las tradiciones relacionadas con la gastronomía eran las que más me atraían)391997_391611987572727_1978859407_n

Estudié como nunca lo había hecho, con ganas, con fuerza, con ilusión, pero también con muchísima fuerza de voluntad porque ya era madre de una criatura de 2 años que me demandaba y me llamaba pidiendo mis besos, mis abrazos… mi atención. Una atención que considero resultó insuficiente porque mi pequeña lloraba pidiendo a mamá y yo lloraba queriendo darle mi persona por entero.

Pero era un sueño, quería llevarla allí porque es un lugar maravilloso en el que crecer, quería darle la vida, la infancia que no tuve, y me esforcé hasta decir basta, pero por desgracia no, no bastó.

Inocente ilusión, cruel realidad

Llegó el día de la oposición. Acudí a Oviedo en compañía de mis tíos, a los que desde aquí agradezco con toda mi alma la ayuda que me prestaron de forma desinteresada poniendo todo su amor y cariño en alguien que si bien era (y es) su sobrina, apenas conocían.

Acudí llena de ilusión y fuerza, con una tremenda confianza en mi misma, ¡iba a por todas! llevaba a mi hija de la mano y esa era la mayor de las motivaciones ¡me los iba a comer a todos!5511669_l

Aquel día mi marido fue con nuestra hija al parque/jardín botánico de San Francisco, a pedirle al Santo por nosotros y por que alcanzásemos nuestro sueño.

Entré, hice mi examen y me marché. Me marché satisfecha pero a la vez invadida de esa extraña sensación llamada miedo. Miedo a no haberlo hecho todo lo bien que podría haberlo hecho, miedo a algún error no visto, miedo a la incertidumbre.

Sin embargo me olvidé del miedo más importante, del miedo a la INJUSTICIA, a la mayor de las injusticias.

Y así es como ocurrió. El día que vi mi nota mi mundo se desmoronó, caí en una espiral de angustia y desolación indescriptible ¿por qué? pues porque a pesar de las palabras de la presidenta de mi Tribunal jamás pensé que me pudiesen hacer tanto daño.

Aún las recuerdo: “Es una pena porque TE MERECES UNA PLAZA, pero hay muy pocas” y así lo dejó. Yo ilusa de mi pensé que bueno, que si bien las plazas irían para los interinos veteranos a tope de puntos y con grandes notas, yo me habría ganado un buen lugar en el listado de interinos con un sobresaliente… ja! pretenciosa de mi.

El esfuerzo no siempre es recompensado

Cuando observé ese escueto, triste, miserable y yermo 7 sentí que me flojeaban las piernas ¡un 7! En Asturias necesitas un mínimo de 9 para poder trabajar. Supongo que el hecho de no ser asturiana me impidió convertirme en asturiana, así me lo dijeron muchos de allí, muchos a los que no quise escuchar ¡no podía ser verdad que eso fuese tan importante!

Así que con los ojos inundados de pena y con mi niña y mi marido siempre de la mano (GRACIAS vidas mías por vuestro apoyo y compañía) tuve que marcharme de Oviedo. No quise mirar atrás, allí no me querían.

¡Arriba!

Aún con todo me quedé con una satisfacción, la de haberlo intentado. Es duro fracasar en algo, pero es mucho peor no haberlo intentado, y yo lo hice con todas mis fuerzas.296401_393735054027087_1082990762_n

Y tal vez fuese esta herida, tal vez el ansia que me quema por dentro de encontrar mi realización personal. No sé qué habrá sucedido dentro de mi como para haber llegado al lugar en el que me encuentro y que hoy en día me corresponde:

El mundo de la gastronomía artesanal, el mundo natural. Aquel que no te engaña, aquel que no te hiere.

Un lugar tranquilo lleno de buenas personas que te aprecian por cómo eres y no por lo que deberías ser.

Y apuesto por ello.

Agradecimiento a Kuttco Fotografía por sus preciosas imágenes. Y mis felicitaciones por su sueño cumplido ¡Sois todo un ejemplo a seguir!